Etiquetas

, , , , ,

Quisiera renacer en la escultura de una diosa, perderme en las ondas de la divinidad, y observar a los tristes mortales. Ser ser insuflador de vida y vivir en la muerte toda la vida.

Esperar la noche para rehacer los días, repartir caridades en la humana sabiduría. Recomponer el suelo, las flores y curar las heridas de un mundo devastado por la ironía.

Conceder los dones de la alegría, superar con destreza la culpa por osadía. Conservar la madurez que te da la galaxia divina, y laurear al hombre que sortea peligros en su día a día.

Mas soy mortal, de carne y hueso, la sangre me corroe y pudre mis sueños, no puedo hacer nada que no me haya sido impuesto. Sólo soñar me queda en el paraíso de los muertos, y esperar al nuevo día más allá de mi tuétano.

Consolarme con el sol, con el calor de los días, y arrebujarme en mi manta personal por la noche cuando el ambiente se enfría.

Menos mal, que tengo alma de bruja, y puedo volar hasta donde no alcanza la vista, y despertar del sueño a otro día en que a ras de suelo, arrastraré mi agonía.

Anuncios