Es difícil, lo sé no soy fácil de comprender, no quiero que sufras, no quiero abandonarte, sólo necesito que estés bien, tranquilo.

Soy incapaz de amar y sé que te quiero,  pero no puedo ofrecerte nada, no quiero más presión de la que ya tenemos.

Nuestra amistad no se va a acabar, es imposible, porque lo mismo que nos une nos impide separarnos.

Cada día que pasa eres más especial para mí, lo sabes, lo sabemos…. Mi libertad, la tuya, lo más importante, el espacio, nuestro espacio, lo más respetado.

Me duele tanto como me asusta que no haya posibilidad de desahogo, y provocar más pasión puede ser nuestro error.

No te pido que me dejes la puerta abierta, no me pidas que deje que todo quede en tierra de nadie, ahora no.

Deseo tu cuerpo con una fuerza que me arrastra, que me lapida, que me hace sentirme viva…

Tú me deseas con igual intensidad, somos imparables, somos almas gemelas, viciosas, morbosas, lo tenemos muy presente, mientras nuestros mundos paralelos combaten en regiones diferentes.

Cada día es más duro. No quiero causarte dolor, todo lo contrario… Debo de hacer algo mal cuando el resultado es opuesto al esperado.

Me gustaría tanto que tú tuvieses a alguien, que te hiciese gozar, que te ayudase a canalizar tu apetito sexual, alguien que te de lo que yo no puedo darte.

Tienes que confiar en mí, aunque yo recele de ti, porque es algo que tú no vas a poder remediar, está en mi pasado, en mi interior… No puedo luchar contra mis demonios, porque son parte de mi vida, son mis fantasmas, que ni quiero revivir, ni quiero que aumenten.

No te conviertas en otro de mis fantasmas, ayúdame a superarlos. Necesito volver a confiar… Ayúdame, por favor.

Anuncios